Buscar Eventos por Áreas

Sedes > Referencia histórica

Casa del Camarero Maldonado
Al fondo de la encantadora placita encuadrada por la iglesia de San Benito y el monasterio de Franciscanas de la la Madre de Dios se sitúa, como telón de cierre, esta casa tan típica del plateresco salmantino. Fue mandada construir entre 1530 y 1531 por don Diego Maldonado de Ribas, camarero del arzobispo de Toledo, don Alonso de Fonseca y Acevedo, no lejos de las casas que su dueño tenía frente a San Benito. Su autor fue Juan de Álava, según se ha demostrado documentalmente, además de por las muchas conexiones estilísticas con la Casa de las Muertes y con el Colegio del Arzobispo Fonseca.

Ostenta sobre la ventana el blasón de su dueño, consistente en las cinco lises de los Maldonado, y encima el de Fonseca en reverente obsequio al arzobispo del que fue fiel camarero don Diego Maldonado. Los otros escudos muestran las alianzas del linaje Maldonado con los de Medrano y Morille. Todos ellos están aupados por niños de bella factura y gestos vivaces y desenvueltos. El del arzobispo Fonseca se encuentra rodeado por una láurea y está situado en lugar prominente. La ventana, rasgada hacia abajo y provista de un balcón de hierro en el siglo pasado, está encuadrada, a la manera de un alfiz, suspendido, por fajas decorativas henchidas de finísimos grutescos. En la puerta, el esquema gótico tardío de grandes dovelones se acomoda ya a la forma adintelada más propia del Renacimiento y, a tal fin, los dovelones se despliegan en abanico para que el despiezo en cuñas favorezca el mutuo contrarresto.

El Servicio de Publicaciones de la USAL edita un libro que recoge información sobre este emblemático edificio.

 

La casa del camarero Don Diego Maldonado Rivas, situado en el recodo de la plaza de san benito, es hoy sede de a fundación cultural hispano-brasileña y del centro de estudios brasileños.

Galería de imágenes